España ha perdido en cinco años 800.000 personas de población activa

La tasa de paro aumenta hasta el 18,75%

Compartir