La banca deberá grabar todas las conversaciones que tenga con los clientes

Y tendrán que guardar la documentación al menos cinco años

Compartir