La disparidad de precios en la UE persiste pese al mercado único

España es el país más barato de la eurozona para comprar ropa

Compartir