Las constructoras ponen a la venta impagos del Estado con descuento

Un negocio de 10.000 millones

Compartir