Las empresas europeas se quejan de un trato discriminatorio en China

Las firmas de la UE afirman que las trabas legales impiden mejorar sus inversiones

Compartir