Borremos el adjetivo digital

En el futuro, pero ya en el presente, no podemos distinguir entrelas empresas digitales y las no digitales

Compartir