El petróleo vuelve a acelerar hacia su propio techo

El oro negro toca máximos en dos años

Compartir