Herencia germánica

Schäuble se va, per su política se hace patente en la pervivencia del rigor hacia los paises endeudados

Compartir