Hoteles, oficinas y un campo de golf, las propuestas para dinamizar la T-11

Un gran reto para el Camp de Tarragona central

Compartir