Turismo sostenible, ¿para quién?

El gasto de los visitantes lleva años a la baja y sólo se compensa por el mayor número de llegadas

Compartir