Catalunya deja atrás el pico de la segunda ola

El número R, que ayer bajó por fin de 1, tiene que reducirse a 0,8 para controlar la epidemia

Compartir