Construcción y hostelería ven un salvavidas en el plan para sumar inmigrantes al empleo

Ambos sectores suman 80.000 vacantes, según las patronales CC OO y UGT creen que la ley acentúa la desigualdad laboral migrante

Compartir

El sector de la construcción y de la hostelería no consiguen atraer mano de obra nacional. Las quejas empresariales a la falta de personal son cada vez mayores, por lo que las patronales ven como un auténtico salvavidas la propuesta del ministro José Luis Escrivá de modificar el reglamento de la Ley de Extranjería para incorporar a miles de extranjeros en el mercado laboral. Aunque no conocen los detalles de la oferta del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, ambas actividades de la economía admiten que a falta de gente joven, lo más fácil en el corto plazo es abrir la puerta a la fuerza laboral migrante.