El 24% de los costes de las empresas se atribuye ya al uso de la energía

El impacto en España es de los más altos, por detrás de Argentina, México y Brasil

Compartir