El ingreso mínimo lleva al colapso administrativo a la Seguridad Social

La subcontratación no ha sido suficiente.

Compartir

Teléfonos que nadie coge, comunicaciones colapsadas, citas previas a dos meses vista, funcionarios desbordados, expedientes sin resolver, prestaciones pendientes de abonarse... Este es el terrible panorama que deben afrontar cada día los ciudadanos que quieren realizar alguna gestión en las oficinas que la Seguridad Social y el Servicio Público del Empleo (SEPE) tienen por toda la geografía nacional. https://www.larazon.es/economia/20200726/dchy3wr6g5hireum5ebhcbsyzu.html