El IPC se moderó en diciembre al 5,7%, pero los alimentos se dispararon un 15,7%

La energía sigue dando una tregua a las familias, pero el resto de la cesta de la compra se está encareciendo rápidamente. La inflación subyacente terminó el año en el 7%

Compartir