El permiso por lactancia pasará de 15 a 17 días y lo pagarán las mutuas

La baja retribuida se prolongará hasta 12 meses y tendrá un coste de casi 65 millones de euros anuales

Compartir