El relevo en la CEOE pone a prueba su relación con los empresarios catalanes

Garamendi postula una línea más dura que la de Rosell frente al Gobierno y Catalunya

Compartir