Endesa e Iberdrola, interesadas en las centrales hidroeléctricas de EDP

Brookfield, Angie y Macquarie también planean pujar por unos activos valorados en unos 2.000 millones

Compartir