Entra en vigor el real decreto que garantiza el derecho a pagar en efectivo

La sanción contemplada a los establecimientos por cometer infracciones leves oscilan entre los 150 y los 10.000 euros

Compartir