Entra en vigor la nueva normativa europea que regula las emisiones de dióxido de carbono

Los fabricantes que no cumplan con los niveles establecidos deberán abonar multas millonarias Esta normativa supone un incentivo para impulsar los vehículos eléctricos o híbridos

Compartir