España aumenta su presión fiscal al 39% del PIB, pero sigue por debajo de la media europea

Los impuestos y cotizaciones ascienden al 41,7% del PIB en Europa La recaudación avanza un 18% en España hasta el tercer trimestre

Compartir

La  presión fiscal  en España, entendida como ingresos sobre el PIB a través de impuestos y cotizaciones sociales, aumentó durante 2021 en casi 1,5 puntos porcentuales, hasta el 39% de la riqueza nacional. Pese a esta subida, según los datos publicados ayer por Eurostat,  España sigue por debajo de la media de la Unión Europea  (41,7%) y muy lejos de las principales economías comunitarias. En Francia, por ejemplo, los ingresos a través de los impuestos alcanzaron el 47% del PIB nacional, una cifra que rondó el 43% en países como Alemania e Italia.