España cierra sus fronteras terrestres excepto a nacionales y residentes

Los controles en los paso no afectan a las mercancías, para no parar la producción ni la cadena de suministros

Compartir

España controlará desde hoy el paso de personas en sus fronteras terrestres para contener  la expansión del coronavirus.  El Gobierno decidió ayer suspender el tratado de Schengen, en consonancia con la decisión del consejo de ministros de Sanidad e Interior de la UE. “Solo se permitirá el acceso a españoles, residentes, ciudadanos transfronterizos, personas que acrediten razones de fuerza mayor y personal diplomático”, explicó Grande-Marlaska.