Europa lanza la negociación para un acuerdo comercial con EE.UU.

El proceso está condicionado a que Trump no grave los coches ni el acero

Compartir