Europa se hace pequeña en la lucha de gigantes tecnológicos

Un mercado fragmentado frena el crecimiento y ya no hay rastro del Viejo Continente en el «top ten» de empresas con mayor valoración

Compartir