Foment estima que el importe de las garantías públicas para créditos debe ser de 30.000 millones

Aragonès pide “liquidez” y evitar “romper la cadena de pagos de la economía”

Compartir