Gasóleo y gasolina pueden mantenerse en el entorno de los dos euros el litro hasta después del verano

El aumento de la demanda en los próximos meses y el corte de las importaciones de carburantes de Rusia, los motivos principales

Compartir