La banca repliega su apuesta por la deuda pública a niveles de 2010

Las entidades han reducido en 35.934 millones su presencia en el pasivo del Estado desde agosto de 2020

Compartir