La crisis alimentaria tumba la demonización ecologista de los transgénicos

Reino Unido, China o Argentina comienzan a entender la importancia de la biotecnología agrícola, mientras la UE sigue a rebufo.

Compartir

La guerra de Ucrania está obligando a replantear muchos de los consensos establecidos dentro del progresismo europeo. Concretamente, el conflicto bélico ha cambiado el discurso relativo a  temas espinosos como los presupuestos de defensa, la energía nuclear, la importancia del gas natural , así como de un suministro estable y diversificado de materias primas.