La economía será más conectada pero con las mismas fuentes

España tendrá en los próximos años más servicios digitales, más tratos comerciales con el entorno cercano y un sector agrícola más industrializado. Sin embargo, la riqueza nacional continuará sustentándose en el turismo y en los servicios

Compartir

La economía española es una economía de servicios, como en general lo son las de los países desarrollados. El sector servicios o terciario representa el 74% del PIB español, sin contar la construcción, que aporta poco más del 6% a la riqueza nacional. La industria supone el 16%, frente a casi el 30% que alcanza en Alemania, y el sector primario, es decir, la agricultura, el 3,4%. Si hay un subsector que pesa en el conjunto de los servi­cios es el turismo, que en 2022 y una vez superada la crisis sanitaria se prevé que sea el 10,8% del PIB.