La guerra de divisas atenta contra la economía mundial

Una batalla así supone entrar en un ciclo de depreciación con consecuencias peligrosas

Compartir