La huelga de los transportistas se encona con problemas de suministro e incidentes violentos

El Gobierno asegura que combatirá a los piquetes, mientras que industrias como la láctea, siderúrgica, frutícola o la agroalimentaria amenazan con parar la producción

Compartir