La industria química, en busca de electricidad verde

El clúster de Tarragona empieza a vislumbrar los efectos de la falta de planificación y el colapso en los trámites para generar energía limpia en Cataluña

Compartir

El anuncio de la construcción del mayor electrolizador de España (150 megawatios), -con 230 millones de euros de inversión, a los que se sumarían otros 80 para almacenamiento eléctrico-, que estará operativo en 2025 para alimentar con hidrógeno renovable el polígono petroquímico de Tarragona, ha sido bien recibido en el mundo empresarial y entre la opinión pública, aunque también suscita dudas sobre cómo se podrá alimentar.