La legislación laboral dificulta aplicar el plan de ahorro de energía

La temperatura en muchos puestos de trabajo debe ser de 25ºC en verano

Compartir