La lentitud burocrática y la falta de recursos condenan a la automoción catalana

El cambio de gobierno, el retraso en las renovables y en el funcionamiento del centro de formación de Martorell no ayudan a una reconversión que tiene un un plazo límite: 2035

Compartir

El Parlamento Europeo  ha prohibido la fabricación de motores de combustión a partir de 2035 . ¿Está Cataluña preparada? ¿Podrán adaptarse las empresas a esa  reconversión ? El sector de la  automoción  ha pasado de la resistencia al cambio a implicarse en ellos, pero tanto las patronales como los sindicatos consideran que el Govern debe ejercer de fuerza tractora con medidas que vayan acompañadas de inversiones.