La plusvalía lograda al vender un inmueble en menos de dos años se gravará un 325% más

El nuevo cálculo objetivo penaliza con fuerza las ganancias logradas a corto plazo

Compartir