La reforma laboral no evita que los contratos temporales se acorten de 60 a 47 días de media

La contratación que dura entre seis meses y un año es la que registra un mayor descenso, del 40% en abril respecto a un año antes, según el BBVA Research

Compartir

Los datos estadísticos de afiliación a la Seguridad Social y de paro registrado que se conocen hasta el final de abril, así como los de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre, reflejan un claro aumento del empleo indefinido frente al temporal. Con una cifra que destaca sobre el resto: casi el 50% de los nuevos contratos que se firmaron en abril fueron indefinidos (entre los que están los fijos discontinuos) frente a un porcentaje histórico de entorno al 10% desde hace más de dos décadas.