Las empresas españolas resisten pero revisan su presencia en Iberoamérica

El peso de los ingresos de la región en el Ibex ha caído cinco puntos, al 25%, y la inversión baja al nivel de 1996

Compartir