Las gasolineras desatendidas llevan al Supremo sus restricciones legales

Dicen que la norma actual frena su modelo negocio y niegan que no sean seguras

Compartir