Los bancos con inversiones en firmas contaminantes necesitarán más capital como castigo

La banca suelta lastre en su exposición al riesgo climático ante su próxima penalización Los supervisores incluirán en los test de estrés la inversión a activos contaminantes

Compartir