Los banqueros centrales resisten la presión por la escalada de los precios

El BCE y la Reserva Federal evitan acelerar la retirada de estímulos al creer que la subida es temporal. Las instituciones vigilan que no haya una espiral inflacionista

Compartir