Más limitaciones a las prácticas no laborales

La comunidad universitaria recela del nuevo Estatuto del Becario, que laboraliza la formación en la empresa

Compartir